Foto: Ralph Larmann.

La gira mundial del artista británico Ed Sheeran recorre actualmente los grandes estadios de EE.UU., donde el artista actúa ante decenas de miles de fans. Titulado ÷ (Divide), como su disco de estudio, el tour está rompiendo todos los records de asistencia e ingresos y cuenta con una impresionante producción en la que el equipamiento técnico está a cargo de la compañía Major Tom, con sede en Reino Unido, y que en el apartado de audio ha confiado en la potencia y fiabilidad de los sistemas de la Familia LEO de Meyer Sound, así como en la consola DiGiCo SD7 para el control de mezclas.

“Major Tom y el equipo de producción de Ed Sheeran tienen una relación muy estrecha, que comenzó cuando Ed empezaba a tocar en clubes y ha continuado con él en los estadios de todo el mundo”, afirma el director de producción de la gira, Chris Marsh. “La clave para la longevidad de la relación es un deseo mutuo de evolucionar continuamente y brindar el mejor sonido. Major Tom ha invertido mucho en los productos Meyer Sound y la respuesta del equipo, familia y amigos de Ed, cuando introdujimos los sistemas LEO, fue un reconocimiento instantáneo de que habíamos cambiado algo: la diferencia en el sonido era palpable “.

Marsh continúa trabajando como el ingeniero de FOH de confianza para Sheeran, un puesto que ha ocupado durante más de seis años. También mezcla los monitores en la misma consola DiGiCo SD7 y supervisa todos los aspectos del equipamiento técnico de la gira como gerente de producción. El socio de Marsh para afinar el gigantesco despliegue de sistemas de la Familia LEO en cada concierto es el ingeniero de sistemas de audio Charlie Albin.

“Aunque cada lugar presenta un conjunto de desafíos ligeramente diferente debido a las variaciones en el tamaño, la forma y el campo reverberante, es precisamente por eso que seguimos utilizando los recintos Meyer Sound de la Familia LEO, junto con el procesamiento GALAXY y las herramientas de análisis SIM3. Juntos ofrecen claridad, tonalidad, musicalidad y un impacto dinámico constantes desde los asientos más cercanos hasta los más lejanos, ya sea que Ed esté cantando una balada íntima o los temas más potentes”, comenta Albin.

La base del sistema para la gira actual está formada por cuatro arreglos de 18 recintos Meyer Sound LEO completados en las bajas frecuencias por un total de 42 subgraves Meyer Sound 1100-LFC, los cuales se distribuyen en dos arreglos volados de 9 recintos cada uno y dos arreglos de 12 recintos cada uno sobre el suelo. Los recintos Meyer Sound LEOPARD (8), Meyer Sound LINA (20) y Meyer Sound UPA-1P (2) se utilizan para aportar más relleno desde el escenario según sea necesario, mientras que 56 recintos Meyer Sound MILO se reparten en cuatro torres de retardo.

En cuanto a monitoraje, en el escenario se instalan dos monitores de suelo Meyer Sound MJF-212A y dos subgraves Meyer Sound 900-LFC. Además, Sheeran utiliza un sistema inalámbrico digital Sennheiser 9000 Series para sus guitarras y micrófonos. El micrófono de voz principal tiene una cápsula dinámica 9235, mientras que el micrófono secundario (para la creación de bucles) tiene una cápsula supercardioide MMD 945. Su intrincado acompañamiento multicanal está integrado en capas utilizando un sofisticado sistema de pedal Chewie II Monsta Looper controlado por computadora.

DiGiCo SD7 para FOH y monitores

Sorprendentemente Marsh en esta gira mezcla simultáneamente tanto para FOH como para monitores desde la misma consola DiGiCo SD7. La consola también se usa como la matriz para el intercomunicador inalámbrico Clear-Com FreeSpeak II que el equipo utiliza durante el show. Es, dice Marsh, “la única consola que podría usar para una gira y un espectáculo como este. Lo hace todo”.

Mezclar un artista solista frente a decenas de miles de asistentes es más complejo de lo que parece. Como explica March, “a diferencia de una banda, cada pequeña imperfección se pone de manifiesto de inmediato, se magnifica cualquier pequeña irregularidad en el sonido o lo que pueda suceder en el escenario. Si el cuarto violín de una orquesta cae por alguna razón, nadie lo notaría, pero para un intérprete solista no hay dónde esconderse”.

Por lo tanto, Marsh dice que la capacidad de poner virtualmente todo lo que necesita en una superficie hace que administrar un espectáculo como este sea mucho más fácil y predecible. “Tengo que escuchar atentamente a medida que Ed construye loops en el escenario para mantener el sonido consistente, y debo estar listo cuando cambie las guitarras entre las canciones, o si rompe una cuerda. En la SD7 todos los controles que necesito están completamente accesibles todo el tiempo, y puedo vigilar todo utilizando el puente de medición mientras mantengo mi atención fija en el escenario. El ecualizador dinámico también es una gran ayuda, especialmente con su guitarra, porque su nivel de interpretación puede variar bastante y con bastante frecuencia. Y la función de Audio Enhancer en el escritorio realmente me ayuda a dar forma a la parte baja de la guitarra”.

Pero Marsh, un usuario de la serie SD de DiGiCo desde hace años, se apresura a señalar que el sonido de la SD7 es donde está la clave. “Me criaron como una persona analógica y la SD7 tiene muchas de esas cualidades. El ecualizador tiene una gran funcionalidad, pero lo importante es que también es un sonido muy natural y musical. Hay un montón de matices en el sonido del show de Ed y con la SD7 puedo encontrarlos y mejorarlos.”