El Nou Estadi de Tarragona acogió el pasado 22 de junio la ceremonia de inauguración de los XVIII Juegos Mediterráneos. El espectáculo, producido por la empresa Focus, contó para su sonorización con un amplio despliegue de sistemas de la familia LEO de Meyer Sound, en concreto de los nuevos modelos LEOPARD, LINA y SUB 900-LFC, que también estarán presentes en la ceremonia de clausura, cuando llegue a su fin esta edición de los Juegos el próximo 1 de julio.

El montaje de los sistemas de audio para la inauguración fue realizado por la compañía Power AV, la cual también participó en el suministro de todo el equipamiento necesario junto a las empresas Proaudio Granada, Use Sonido, Hacker Producciones y Ortiz Audio.

Montaje perimetral con recintos LEOPARD, LINA y 900-LFC

Debido a las características del Nou Estadi y al formato del espectáculo, con un escenario central y la audiencia acomodada en todas las gradas del recinto, el diseñador José Ferrer optó por un montaje perimetral, con equipos proyectando desde el césped del campo hacia los asientos del público y compuestos por diferentes arreglos que incluían los nuevos modelos de recintos Meyer Sound LEOPARD, LINA y subgraves SUB 900-LFC, los cuales ofrecieron una perfecta cobertura en todas las localidades del estadio.
En concreto, para cubrir las gradas este y oeste, se colocaron, en cada banda del campo, tres arreglos (L, R y C), cada uno de ellos compuesto por cuatro LEOPARD y dos subgraves 900-LFC, a los que se añadió, a modo de frontfill, sendos stacks con tres recintos LINA cada uno.

En cuanto a cada uno de los fondos del estadio, se instalaron dos arreglos más (L y R) con la misma configuración de cuatro recintos LEOPARD y dos subgraves 900-LFC, que se completaban con otro compuesto por tres LEOPARD y un 900-LFC destinado a cubrir la zona central. A su vez, en cada córner se instaló un stack con cuatro LEOPARD y un 900-LFC.

Para la grada alta se estableció una zona de delay con tres arreglos (L, R y C), cada uno con tres LEOPARD y, entre ellos, otros dos stacks (a modo frontfill) con dos recintos LINA.

El sistema de monitoraje para los músicos y artistas se resolvió con cuatro puntos, con dos recintos LINA cada uno de ellos, situados alrededor del escenario central, y cuatro monitores MFJ-208.

Todo el procesamiento de señal de audio de este extenso y complejo montaje estuvo a cargo de tres procesadores Galileo Galaxy 816 y cuatro Galaxy 408, todos ellos trabajando en AVB con dos Switch Extreme Networks.

Dos consolas DiGiCo SD9 a cargo de los controles

En lo que respecta al control de mezcla estuvo a cargo de dos consolas DiGiCo SD-9 en modo espejo y sus correspondientes D2-Rack.

Al evento acudieron 9.000 espectadores y el palco principal del Nou Estadi, presidido por su Majestad Felipe VI, contó también con la presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; el presidente de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra; el presidente del Comité Internacional de los Juegos Mediterráneos, Amar Addadi; el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros; y el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, entre otros muchos representantes institucionales.

Además del desfile de las 26 delegaciones de los países participantes en los Juegos, el espectáculo de inauguración contó con la participación musical de la cantante cubana Lucrecia, el barcelonés Antonio Orozco y la soprano Begoña Alberdi; en una noche en la que la paz, la cohesión y el hermanamiento fueron el mensaje principal y eje conductor de la ceremonia.