Hasta la fecha en España, ninguna productora ha afrontado el reto de producir esta obra para el gran público, por las complejidades que representa contar con artistas infantiles y los elevados requisitos de calidad que exige su puesta en escena.
Para poder afrontar la dimensión de esta apuesta se han unido cinco de las empresas mas importantes de este país, Vértigo Tours, Drive Entertainment y Fluge producen este musical que junto con Actividades Culturales Riga y Que Arte han conseguido crear un espectáculo que esta cautivando a miles de personas desde que el pasado 27 de Diciembre subiera el telón en Tenerife.

Se trata de una producción propia, 100% española, manteniendo el libreto y la música original de Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II y poniendo en escena un despliegue de sensaciones, tecnología y profesionalidad que sólo es capaz de conseguir quien apuesta por la excelencia.

Para dirigir esta producción han podido contar con el que sin duda es el director de musicales pionero en España y con mayor prestigio, Jaime Azpilicueta, que unido a un elenco y equipo técnico excepcionales. El resultado es la mayor producción que haya girado hasta ahora por España representando además, el mayor musical clásico de todos los tiempos.

 

Nació como musical de Broadway hace 52 años, donde llegó a representar 1.443 funciones y ganar seis premios Tony antes de que en 1960, Hollywood se decidiese a convertirlo en película con Julie Andrews como protagonista. Está considerado el musical más popular de la historia, ha sido traducido a decenas de idiomas y sigue siendo uno de los mayores exponentes del entretenimiento familiar a día de hoy. Actualmente se representa en México, Argentina, Moscú, Inglaterra y varios países más.

El diseño de sonido corre a cargo de Gastón Briski, bien conocido en España, que ha colaborado en multitud de musicales en nuestro país.

Juanjo Rivero productor ejecutivo de este musical y su equipo de producción técnica (dirigido por Jose Luis Alonso y Alberto Garcia), el diseñador de sonido (Gastón Briski) y el director técnico de Fluge (Germán Rodríguez), no han escatimado en plantear la infraestrucutra necesaria para sonorizar cada recinto, estudiando sus características acústicas y buscando la solución más apropiada, no existe un equipamiento concreto, existe una marca, Meyer Sound. Esta manera de trabajar demuestra de la importancia que tiene la parte técnica en un musical de este calibre y es por eso que Meyer Sound y DiGiCo forman parte de él. Han utilizado M-Elodie, CQ-1P, UPJ-1P, UPM-1P, 700HP, y el procesador digital Galileo. El número de elementos varia según el lugar.

En cuanto a DiGiCo, esta presente con la consola DiGiCo SD Ten, que por su potencia, prestaciones y sonido indiscutible DiGiCo, se esta haciendo un hueco entre los musicales a nivel mundial, junto con el que ocupan las consolas DiGiCo SD8 y DiGiCo SD7.

Las fotos corresponden al montaje del Teatro Calderón de Valladolid, una obra de arte, posiblemente sea uno de los teatros más bonitos de España.